Política, poetas, cine, música, astronomía, teatro, libros, ciencia, doblaje, viñetas y mucho mucho más... la vida entera.

sábado, 30 de diciembre de 2017

NO HAY TESORO. HAY MAPA

Lo que susurramos, lo que leemos.
Lo que dibujamos,
lo que oímos.
No hay tesoro. Hay mapa.

Lo que esculpimos y tarareamos.
Lo que no vemos en el espejo.
Vacíos con lluvias y estas ausencias.
El teléfono y sus malditas esquinas.

Que despertamos juntos.
Lloramos, reímos, dudamos.
Que andábamos buscando el tesoro
de los Goonies y sus mañanas.

No hay tesoro. Hay mapa.
Con letras medio borradas por la marea
y sus contradicciones,
por el tiempo y sus gritos.

Un mapa que empieza con
"yo no quiero ser emperador
ése no es mi oficio".

No hay tesoro. Hay mapa.
Soy yo.
Eres tú.

A la mierda el tesoro.
Poema publicado en 2010.
Autoría: pennylanebcn
Invítame a vivir

martes, 26 de diciembre de 2017

TODO LE SORPRENDE Y NADA LE TROPIEZA

Viaja.
Sin frente marchita.
Poemando canciones.

Arrastra
un cielo delineado
con notas de re mayor.
Matizado de partituras
con silencios y palmada.

Todo le sorprende
y nada le tropieza.
Menos las dudas.

Menos las dudas que se aceran
(porque si no,
se atropellan solas).

Abre la mochila
para presentar 'despacios'
(para todos).
Minutos que tienen cuidado
al inventarse números de teléfono.

Nada le sorprende
y todo le comienza.
Menos las barreras.

Menos las barreras que viajan
(porque si no,
te echan resacas).
Viaja, buscando las llaves
(para todos).

Por si la vida te mira,
impunemente,
por encima del hombro.

Nada le tropieza más
que las dudas.
Nada le comienza menos
que las barreras.

Y una papelera, para el camino,
donde deshacerse de la lista de espera.



*Poema publicado en abril de 2011.
*Autoría: pennylanebcn

lunes, 18 de diciembre de 2017

CASIOPEA



Casiopea va por la N-II.

Con julio en la maleta y el tour,

parece que no llegará nunca.


Habló, de nuevo,

el idioma del pan recién hecho.

Pero la lavadora, a veces,

hace saltar los plomos.


Del frasco de harina

llueven cristales, a veces,

hiriendo a la casa. Los oigo. Creo.


Ayer, un mes.

Mañana, un año.

Casiopea dejó el mapa en el bolsillo.

¿Y si la lavadora gana, esta vez,

a las plumas de almohada,

en un piedra, papel o tijera?






Poema publicado en julio de 2009. Autoría: pennylanebcn
***foto: http://labellainsomne.wordpress.com/category/general/

jueves, 14 de diciembre de 2017

Un tiovivo, un eco

Ni rastro de bidireccionalidad.
Una calle cortada, con ruido de obras.
Un tiovivo del que no sabías bajar.
Un ayer. Un mañana de calendario.
Un reloj con la pila gastada.
Un ayer. Un mañana de dragones y princesas.

Ni rastro de balanzas.
Un eco. Un eco y mis huellas.
Mi voz y mis latidos.
Un tiovivo de cuento
con sus trucos de magia.
El Fújur del libro de uno niño de diez años.

Un reflejo en el mar, con su velero de piratas.
Las alucinaciones que causa la sed.
Un océano infinito. De sueños infinitos.
Luces que se apagan
tras el aplauso del público.
Y las frías butacas de un teatro
al terminar la función.


Fecha publicación poema: marzo 2016
@pennylanebcn
Invítame a vivir

DESHACERME


Deletrear la lluvia
es abrir el buzón buscando tus cartas.
¿Paraguas?. ¿para qué?

Es mejor leer las notas
escondidas en el bolsillo del viento
que contar las nubes que cortan como tijeras.

Deletrear la lluvia
es esconder las cenizas tras el espejo.
¿Cenizas? ¿de quién?

De la aguja de coser, quizás.
Se quedó sin hilo
y el bolsillo está roto.
Y las notas se han perdido.

Deletrear la lluvia
es recorrer el camino a casa.
Andar descalza.
Buscando el hilo.

Andar desierta.
Buscando una goma para borrar
todo lo que no te dije.

Andar encendiendo farolas.
Andar subiendo cuestas.

Deletrear la lluvia
es desear besarte.
Desorganizarme,
deshacerme,
perderme,
escribirte
y besarte.



Poema de Pennylanebcn
Escrito y publicado el 21 de junio de 2009
FOTO http://elduendedelaradio.files.wordpress.com/2007/12/molinillo.jpg

domingo, 3 de diciembre de 2017

TE PRESTO MIS ESTACIONES


Te presto mis estaciones.
con direcciones y letra pequeña.
Te presto las grietas donde el cielo se rompe
y sangra de pronto.
Te presto lo que sigue a las comas.

El color de un abrazo en la radio del coche.
Te presto lo inexplicable del fuego
y el hielo, cuando acarician.
Te presto mi mano en tu barba
para llegar a tus labios.
Y mis besos en tus párpados.

Te presto el trazo de Mafalda
y el nombre de alguna ciudad.
Una pizarra y agua para el viaje.

Te presto mis sonrisas,
los silencios y los colores que aprendí.
Todo lo que no quiero olvidar.
Te presto papel y lápiz para empezar.

Y si no, creo que aún me queda una tirita.



Boceto original publicado en noviembre de 2009
Autoría: pennylanebcn

sábado, 2 de diciembre de 2017

Y ALMOHADA VOLVÍA A SER CARTA


Había un hombre 
hecho de tormenta
que siempre llegaba tarde
a lo inevitable.

Le conocían en su barrio
por los reflejos
que dejaba en los coches.
Por el desorden
de sus vocales en la calzada.

Al final de la calle del perdón
pasaba, una vez al día,
un tren antiguo, pequeñito.
Un pasado 
que quiere vivir algún futuro.

Y una vez al día
le decía buenos días
al buzón almohada,
que últimamente se moría de sed.

Le faltaba el aire,
cuando no oía un buenos días
de sonido metálico,
de olor a casa antigua y a lana.

A veces, el tren cogía fiebre.
Con las prisas y las ganas
olvidaba ponerse la bufanda
cuando iba a dar los buenos días.
Estornudando horas,
siempre acababa cerca del buzón,
con pasos de ventana y color.

Desde lejos, 
una nube color brasa esperando
sonreía, como una niña pequeña,
al verlos chocar.
Los unos contra los otros,
la prisa, el pasado y las palabras.

Ella sonreía,
avivándose,
al verlos juntos,
envueltos de sonidos
de hojas y sus sueños.

Y almohada volvía a ser carta
que caía en el asiento de al lado
ordenando tormentas
y atrasando las agujas del reloj.



Boceto original publicado en 2011
Autoría: @pennylanebcn

viernes, 29 de septiembre de 2017

El mes de las flores

foto: pennylanebcn

El mes de las flores, impaciente.
La luna llena, contando olas. 
Arena de playa en mis pies
mientras desando años,
con tu mano sobre la mía.


domingo, 24 de septiembre de 2017

Un buzón espera



Un buzón espera a que llegue la canción con su nombre,
mientras este copo de nieve se mece con la brisa.
Hasta que alcanza tu pelo y sueña.

Un bote de remos espera a la carta que dirija su vuelo
hacia las vías del tren por donde te busca la vida.
Empujas el columpio y alguien se levanta de nuevo
hasta que llega la carta con su nombre.

Nos sentamos en escalones de piedra
y todo huele a nuevo, a semilla.
Miramos hacia arriba y jugamos a ver estrellas.

Nos sentamos a ver cómo nace esta canción.
Cómo se mece su latido con la brisa.
Cómo el copo de nieve alcanza tu pelo y sueña.
Mientras miramos hacia arriba y jugamos a ver cometas.
Mientras miramos hacia abajo y florece tu nombre.

martes, 15 de agosto de 2017

Y mueren por tu estupidez

AFP / SAKIS MITROLIDIS

Y mueren de hambre.
Y mueren de frío.
Y mueren por tu estupidez.

Niños que juegan a sobrevivir.
Niños que huyen de tus guerras.
Niños que solo piden ser niños.
Hombres que olvidan ser hombres.

Y cobardes que erigen muros.
Y cobardes que cierran tu salida.
Gente que huye y cae en tus garras.
Gente que solo pide sobrevivir.

Tu odio les hunde en el fondo del mar.
Tu estupidez les mata de frío.
Y miras hacia otro lado.
Y miras hacia dónde te dicen.

Todo está tan oscuro.
Papá, ¿dónde estás?
Tengo hambre. 
Papá ¿dónde estoy?

Y mueren de hambre.
Y mueren de frío.
Un largo camino
de ignorancia y odio.
Y mueren. Y mueren.
Por tu estupidez.

sábado, 12 de agosto de 2017

Adiós (pennylanebcn)


Y soy esa niña tonta (Adiós)
que pisa los cristales
de su eco, de su espalda.
Y tiemblo, soy una hoja (Adiós)
que cae y vuela con la nieve.

Llévate tus discos de Sabina
Llévate tus discos de El canto del Loco.
Llévate tus libros Mejide.
Y de Ajram.

Y soy esa niña tonta (Adiós)
que pisa los papeles del desván
y pierde las costuras y sus pasos.

Llévate tus discos de Sabina.
Llévate tus libros y todas tus fotos.
Pero deja aquí al perro.

Y soy esa niña tonta (Adiós)
que tira de la cuerda
de este pozo sin fondo.
No hay agua, no hay nada.
Y tiro y tiro de la cuerda.

Y soy esa niña tonta (Adiós)
que se encuentra en los otoños en tus manos.
Y esas hojas del columpio y tu risa.

Llévate tus discos de Sabina.
Pero deja aquí al perro.

ESTÁBAMOS EN EL PARAÍSO. NO NOS CONOCÍAMOS



1 - Estábamos en el paraíso. En el paraíso no ocurre nunca nada. No nos conocíamos. Eva, levántate. -Tengo amor, sueño, hambre. ¿Amaneció? -Es de día, pero aún hay estrellas. El sol viene de lejos hacia nosotros y empiezan a galopar los árboles. Escucha. -Yo quiero morder tu quijada. Ven. Estoy desnuda, macerada, y huelo a ti. Adán fue hacia ella y la tomó. Y parecía que los dos se habían metido en un río muy ancho, y que jugaban con el agua hasta el cuello, y reían, mientras pequeños peces equivocados les mordían las piernas.

2 - ¿Has visto cómo crecen las plantas? Al lugar en que cae la semilla acude el agua: es el agua la que germina, sube al sol. Por el tronco, por las ramas, el agua asciende al aire, como cuando te quedas viendo el cielo de¡ medio- día y tus ¿Ojos empiezan a evaporarse. Las plantas crecen de un día a otro. Es la tierra la que crece; se hace blanda, verde, flexible. El terrón enmohecido, la costra de los vicios árboles, se desprende, regresa. ¿Lo has visto? Las plantas caminan en el tiempo, no de un lugar a otro: de una hora a otra hora. Esto puedes sentirlo cuando te extiendes sobre la tierra, boca arriba, y tu pelo penetra como un manojo de raíces, y toda tú eres un tronco caído. -Yo quiero sembrar una semilla en el río, a ver si crece un árbol flotante para treparme a jugar. En su follaje se enredarían los peces, y sería un árbol de agua que iría a todas partes sin caerse nunca.

3 - La noche que fue ayer fue de la magia. En la noche hay tambores, y los animales duermen con el olfato abierto como un ojo. No hay nadie en el, aire. Las hojas y las plumas se reúnen en las ramas, en el suelo, y alguien las mueve a veces, y callan. Trapos negros, voces negras, espesos y negros silencios, flotan, se arrastran, y la tierra se pone su rostro negro y hace gestos a las estrellas. Cuando pasa el miedo junto a ellos, los corazones golpean fuerte, fuerte, y los ojos advierten que las cosas se mueven eternamente en su mismo lugar. Nadie puede dar un paso en la noche. El que entra con los ojos abiertos en la espesura de la noche, se pierde, es asaltado por la sombra, y nunca se sabrá nada de él, como de aquellos que el mar ha recogido. -Eva, le dijo Adán, despacio, no nos separemos.
 4 - Ayer estuve observando a los animales y me puse a pensar en ti. Las hembras son más tersas, más suaves y más dañinas. Antes de entregarse maltratan al macho, o huyen, se defienden ¿Por qué? Te he visto a ti también, como las palomas, enardeciéndote cuando yo estoy tranquilo. ¿Es que tu sangre y la mía se encienden a diferentes horas? Ahora que estás dormida debías responderme. Tu respiración es tranquila y tienes el rostro desatado y los labios abiertos. Podrías decirlo todo sin aflicción, sin risas. ¿Es que somos distintos? ¿No te hicieron, pues, de mi costado, no me dueles? Cuando estoy en ti, cuando me hago pequeño y me abrazas y me envuelves y te cierras como la flor con el insecto, sé algo, sabemos algo. La hembra es siempre más grande, de algún modo. Nosotros nos salvamos de la muerte. ¿Por qué? Todas las noches nos salvamos. Quedamos juntos, en nuestros brazos, y yo empiezo a crecer como el día. Algo he de andar buscando en ti, algo mío que tú eres y que no has de darme nunca.
JAIME SABINES

miércoles, 19 de julio de 2017

ESPERAREMOS LOS DOS A QUE SALGA EL SOL


Letra de Quan es faci fosc de Sopa de Cabra

Digue’m quants copsT’has sentit sola enmig del mónSense trobar el teu lloc.Digue’m el que has vistDarrere l’horitzó que tots duem a dins.Has trobat el sol?La llum és viva,La sort ens guia,El vent, els diesEns miren al passar.Et busco entre la son,Obrint els ulls sota els llençolsComença un altre avui.Et miro i tot és nou.A fora sents la gent com va darrere el temps;L’han perdut corrent.La llum ens guia,L’amor arriba,Els anys, els dies,La vida, un munt d’instants.Quan es faci fosc, mai no tinguis por;La nit a fora és freda, amor,Esperarem tots dos que surti el sol.La llum canvia,L’amor ens mira,El vent, la vidaSomriuen al passar.Quan es faci fosc...,Esperarem tots dos que arribi el sol.Quan s’apagui el món,Quan es faci fosc;La nit, la nit a fora és freda, amor,Esperarem tots dos que surti el sol.

lunes, 3 de julio de 2017

Carta abierta a Ascensión Mendieta


Ascensión, quiero decirte tantas cosas. Me faltan palabras.
No encuentro la forma, me fallan los tiempos, los verbos, las comas.
Eres el camino que andaba buscando. La dignidad lleva tu nombre.
El mundo es un poco menos feo desde que te miré y te vi.
El mundo es menos oscuro desde que me miraste.
Vi tantas cosas en tus ojos.
Otros mundos, otras formas de entender la vida.
Otras palabras que decir. Otros silencios que nombrar.
Tus pasos son mis pasos ahora.
Tus manos levantando esa rosa son mis manos ahora.

Ascención, quiero caminar y algún día llegar a tu lado.
Reconocerme en el espejo y ver tus ojos en mis pupilas.
Que en las brasas esté tu fuego, tu lucha, tu luz.
Que mis pasos sean dignos de tu dignidad, de tu sonrisa.
Me fallan los verbos y no entiendo de rabia, ni de venganzas.

Entiendo las heridas, aunque no las entienda; las veo en tus ojos.
En tus ojos que son los míos y los de esta España herida.
Hoy cierras la tuya, la de todos. Pero hay otros. Otros que sangran.
Hay tanto que lloran y buscan y chocan con puertas cerradas.
Solo queremos llevar flores a nuestras tumbas.
Hoy el cementerio cura nuestro dolor y entierra nuestra rabia.
Solo queremos curar nuestro pasado para poder tener un futuro.

Y aunque mi pasado sea otro, Ascensión, me miras y me reconozco.

Me miras y todo cobra sentido. Por fin.