Política, poetas, cine, música, astronomía, teatro, libros, ciencia, doblaje, viñetas y mucho mucho más... la vida entera.

viernes, 13 de enero de 2017

Cuando mueren, las malditas golondrinas - Nena Daconte






Letra de Cuando mueren, las malditas golondrinas


Cada día un poco más despacio,
pero sin embargo siempre vuelvo a comenzar...
después de una frase bonita al oído 

como cualquier aspirante a desconocido me pongo a llorar.
Inesperada sensación la de estar sola con tanta gente alrededor...
lo de antes, lo de siempre,
lo de ahora, todo junto, me hace delirar.
A borrachera diaria se me olvida
que hay que regresar.

Cuando mueren las malditas golondrinas ya no vuelven nunca a la ciudad.
Los montones de momentos que pasé contigo a solas ya no volverán.
Cuando mueren las malditas golondrinas ya no vuelven nunca a la ciudad.
Los montones de momentos que pasé contigo a solas ya no volverán.

"Es que no entiendes que en la vida, 

princesita, también hay que aprender a ganar"

me dijo un caballero inglés perdido en Buenos Aires que ahora vive en Madrid

Yo le dije al invierno que en otoño algunas estrellas ya las vi pasar,
desnuda por la calle en primavera, ya no hay flores que plantar.

Cuando mueren las malditas golondrinas ya no vuelven nunca a la ciudad.
Los montones de momentos que pasé contigo a solas ya no volverán.

Como un potro desbocado, indigente, denostado y sin aire ya...

alargando al máximo cada suspiro en las subidas de felicidad.







2 comentarios:

Sil dijo...

...Y con el tiempo, cuando te hayas perdonado y dejes de sentirte culpable contigo, cuando dejes de sentir que les debes algo a los demás por haberles "fallado", (aunque ellos nunca lo sientan así) podrás amar como se debe amar. Sin pedir nada a cambio. Tan solo porque amar de esta forma te hace ser mejor. Indudablemente mejor....

Mientras me hacés llorar(me cuesta poco) con un café con leche a las 8 de la mañana de hoy, intento grabar como con un buril en la piedra dura de mi cabeza estas palabras.
(menos mal que no hay cámaras)
Regi, tus palabras son como pepas de oro que encuentro entre la arena rústica paso a paso...

ABRAZOS de tu admirdora del sur.

Tomás Mielke dijo...

LA VIDA TE LA RAZÓN siempre cuando tú aceptes ser tal como eres y dar lo que tienes a cambio de nada,

besos