Política, poetas, cine, música, astronomía, teatro, libros, ciencia, doblaje, viñetas y mucho mucho más... la vida entera.

viernes, 3 de febrero de 2017

Choque de trenes o imposición de propuestas. Carolina Bescansa y Nacho Álvarez no dimiten

Dejemos a un lado el flaco favor que hacen los medios a la hora de averiguar la verdad acerca de muchos temas: les mueve en general el ansia de recibir cuantos más lectores y telespectadores mejor, arrodillándose ante la dictadura del clic.

Carolina NO ha dimitido. Por más que se empeñen en repetirlo desde distintos bandos. Según sus propias palabras, tanto ella como Nacho no irán en las listas. Es decir, no se presentan a la reelección de su cargo. Pero eso no significa dimitir. Aunque el resultado final sea que no van a estar en los puestos de dirección, no es lo mismo dimitir que NO dimitir.

Aclarado este punto, os emplazo a que veáis y escuchéis atentamente la cortita entrevista que le hizo Gonzo en El Intermedio, ayer dos de febrero de 2017, a Carolina Bescansa sobre sus razones para no ir en ninguna lista. Os aconsejo que prestéis atención a lo que Carolina dice a partir del minuto 18:37.
Dice que Nacho y ella montaron una iniciativa Colectivo Mayo 2011 y plantearon "unos acuerdos mínimos, unas reglas del juego sobre cómo debe de funcionar Podemos después de VistaAlegre que fueran asumidas por todas las listas. Pero no hubo manera, lo intentamos por muchos canales, por muchos cauces, pero no fue posible. [...] "Fue un llamamiento a la cordura respaldado por miles de personas [...] un clamor que no estaba siendo atendido".

Personalmente, extraigo algunas conclusiones de las palabras de Carolina Bescansa, no muy tranquilizadoras:
1) Que no recuerda que en Podemos, los clamores deben someterse a votación y no imponerse simplemente porque el autor dice que es un clamor y tiene mucho respaldo.
2) Que quería imponer sus propuestas en vez de presentarlas como el resto y esperar a que la gente decidiera entre las suyas o las de las demás listas.
3) Que mientras su "equipo" era el claro ganador nunca hubo problemas en que hubieras distintas propuestas que votar; pero ahora, Íñigo tiene bastantes posibilidades a juzgar por las últimas votaciones (el equipo de Pablo ganó por muy poca diferencia) y de repente, votar entre distintos proyectos (marca de la casa de Podemos desde que nació) se ha convertido en "un choque de trenes", según Bescansa.
4) Como no han integrado mis propuestas en todas las listas, o por lo menos, en las dos principales, se ofende y se convierte en protagonista al decir, como si fuera una pelotera de una niña pequeña, ya no me ajunto con vosotros.

politica.elpais


La verdad es que llevo días intentando averiguar qué había pasado, si había dimitido o no. La única forma de acercarse a la verdad es ir a la fuente, a la persona protagonista y escucharla directamente.
Y debo decir que no me esperaba esto en absoluto. No de Carolina. Siempre he pensado que era muy seria y que respetaba las reglas en Podemos de: si quieres que se acepten tus propuestas, las sometes a votación, como todos. Esta decisión suya parece un castigo porque los demás no han querido integrar sus propuestas en sus equipos. Castiga a Pablo e Íñigo, especialmente. Porque algo así, sí hace daño.
Pero hace daño a la idea que tenemos de Podemos los afiliados: que las cosas se someten a votación y se eligen democráticamente, no porque sean un clamor.

No me esperaba esto de Bescansa y creo que se equivoca. No por ello voy a dejar de apoyar a Podemos porque siguen siendo con diferencia los mejores. Y porque nunca he esperado que fueran perfectos. Son humanos y se equivocarán muchas veces. Pero sabe mal que además de la máquina del fango, también haya quién, sin querer, intente hundir la idea de Podemos que hizo que millones de personas que no votaban recuperan la ilusión de que sí se pueden cambiar las cosas.
.