Política, poetas, cine, música, astronomía, teatro, libros, ciencia, doblaje, viñetas y mucho mucho más... la vida entera.

lunes, 29 de mayo de 2017

Próximo rescate en España: el Banco Popular

Fuente Ctxt.es Javier Santacruz Cano

¿Dónde está la regulación? ¿Dónde están las medidas de prevención para que no volviera a ocurrir? ¿Por qué a ciertas empresas privadas debemos rescatarlas sin que dejen de actuar como si fueran privadas? ¿Por qué rescatamos a bancos y cajas pero nunca a pequeños comercios ni a familias con hijos desahuciadas? ¿Por qué seguimos pagando nosotros los errores de los malos empresarios, esos que al mismo tiempo que reciben mamandurrias (Aguirre dixit) demonizan al Estado y sus regulaciones? ¿Por qué debemos pagar sus millones de pérdidas si ellos seguirán quedándose con todos los beneficios una vez esté rescatada, igual que Bankia? Ahora toca rescatar el Banco Popular.

¿Por qué seguimos votando a los partidos tradicionales que se han puesto de rodillas, cual criadas del sistema bancario y el sistema capitalista más injusto y asesino de la historia? ¿Por qué nadie se atreve a plantarles cara a estos carroñeros? ¿Por qué preferimos que sigan robándonos sueldos, pensiones, camas de hospital, educación gratuita y de calidad, médicos, viviendas, trabajo digno y estable... antes que castigarles o probar partidos que nunca han gobernado, ni robado ni saqueado, ni se han reído de nosotros diciéndonos que la culpa de la crisis financiera ha sido nuestra, de los obreros, por gastar por encima de nuestras posibilidades?

No se trata de estar indignado todo el día. Se trata de actuar. Ahora. Ya. ¿Cuánto más nos tienen que robar? ¿A cuántas familias con bebés vamos dejar que sigan desahuciando sin echarles? ¿Hasta cuándo seremos cómplices de su impunidad?
¿Sabes cuántos recursos tendríamos para combatir el genocidio de mujeres a manos sus ex parejas o para ayudar a las que aún están vivas (cada vez quedan menos) con esos 300 000 millones de euros tirados a la basura bancaria?
¿Sabes cuántos recursos tendríamos para combatir la pobreza y desnutrición infantil con esos 300 000 millones de euros tirados a la basura bancaria?

¿Tan pronto hemos olvidado la lucha de las mujeres o de las personas negras para conseguir más derechos, más justicia e igualdad de oportunidades? ¿Acaso hemos olvidamos que en el siglo XIX la mujer no podía votar y era propiedad del hombre? ¿Es que hemos olvidado que los negros eran esclavos y no eran considerados ni personas? 
Si todo eso, que parecía imposible, utópico, inalcanzable, se conquistó gracias a la lucha obrera... ¿por qué con objetivos tan fáciles nos inunda la apatía y la derrota? 

O luchamos o nos convierten en esclavos, criados de una minoría que desde que existe el hombre necesita que nosotros tengamos miedo para que ellos puedan ser aún más ricos. Es la lucha de clases, la explotación de clase de la que habla Vicenç Navarro en su magnífico artículo 'Las desigualdades sociales matan'.

¿Y tú, qué quieres ser de mayor? Un hombre libre o un esclavo?




No hay comentarios: