Política, poetas, cine, música, astronomía, teatro, libros, ciencia, doblaje, viñetas y mucho mucho más... la vida entera.

lunes, 24 de agosto de 2015

SOBRE LA AMNISTÍA FISCAL, LAS MENTIRAS DE MONTORO Y LOS DEFRAUDADORES Rato, Bárcenas, los Pujol...



Es muy gracioso cómo los tertulianos defensores a ultranza del PP, junto a los propios cargos del partido del gobierno intentan manipular y hacer trampas con el lenguaje para hacernos creer que los que están en contra del premio a los defraudadores dicen que la amnistía en sí o el hecho de tener dinero fuera de España es ilegal o está mal. 

Sí, aquellos defraudadores que pagaron en 2012 un ridículo 3% o menos, como regalo tras haber delinquido, en lo que Montoro llamó eufemísticamente "amnistía fiscal". Recordemos que se acogieron más de 32.000 contribuyentes y ahora hay sospechas de cohecho de 705 políticos y funcionarios. 
No, no es ilegal tener dinero fuera de España. En eso tiene razón Marhuenda y su PP. 
Lo que es ilegal y amoral es defraudar a Hacienda. Eso es lo que habían hecho todos los que se acogieron al perdón del gobierno. Eran delincuentes. Cualquiera que no paga sus impuestos es un delincuente. 


Es muy gracioso recordar lo que decían todos los defensores de Rato y otros defraudadores que se acogieron a la amnistía fiscal cuando salió el caso Monedero
Para ellos, Monedero era un defraudador, un delincuente, porque no había pagado sus impuestos correctamente y tuvo que hacer una complementaria (lo que los técnicos llaman error normal en muchos contribuyentes y para nada un delito ni un fraude).

Según esa forma de pensar, los que se acogieron a la amnistía en 2012, también eran defraudadores y delincuentes. ¿Por qué no lo son entonces? ¿Por qué esa doble vara de medir?



Lo peor de todo es que los argumentos que se dan para justificar ese regalo a los delincuentes multimillonarios que pagaron mucho menos (un 3%) que todos lo que sí cumplieron con sus obligaciones fiscales es que 1) España estaba mal económicamente y era la única forma de aflorar esos millones de euros; 2) muchos países lo hacen; 3) el PSOE también las hizo.


Las respuestas son muy obvias:

1) Por esa regla de tres, que se salten también la ley los narcotraficantes y los proxenetas para que afloren miles de millones. Absurdo, ¿verdad? Igual que esa amnistía.

2) Que otros países lo hagan no convierte algo en legal ni en moral. Hay muchas dictaduras y no por ello está bien ser una dictadura.

3) Que otros partidos hagan mal, no justifica tus actos. Y el "y tú más" es la pataleta del niño malcriado que sabe que no tiene razón. Cada uno debe responder por sus actos. Punto.




Además, convendría recordar también que Luís Bárcenas (regularizó más de diez millones), dos hijos de Pujol (Josep y Oleguer Pujol), o el líder del sindicato minero SOMA-UGT de Asturias José Ángel Fernández Villa (hizo aflorar 1,4 millones de euros sin que justificara su origen) se acogieron a la amnistía fiscal de Montoro. 
Parece más que claro que  dicha amnistía supuso legalizar las conductas ilícitas aunque el Ministerio negara la mayor.


Os recomiendo leer este artículo de Ignacio Escolar sobre el tema. Como bien explica "fue un enorme agujero por el que con seguridad se coló dinero del narcotráfico, de la trata de personas, de la venta de armas, de la corrupción y de todo tipo de actividad criminal".



www.eldiario.es


En fin, Rato es un defraudador y está siendo investigado por el caso Bankia. La Fiscalía de Madrid le investiga por supuestos delitos de fraude, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales. Eso sí, que nos hayamos enterado hoy de que Rato habló con Montoro antes de acogerse a la amnistía, recuerdo una vez más, el perdón a los defraudadores, hace que nos suenen muy hipócritas las reprobaciones al caso Pujol, que es exactamente lo mismo, lo admita Montoro o no.


Lo más patético fue que ni premiando a los delincuentes se consiguió recaudar lo que el gobierno nos había vendido. Al final, solo fue un 3%. Un triste tres por ciento que ha generado frustración y enfado entre todos los contribuyentes que pagan religiosamente entre el 20% y el 47% de su salario, además del IVA y otros impuestos. Una muestra más de que los multimillonarios pagan mucho menos que el ciudadano de a pie.

Y no hubo ninguna dimisión por ello. El PP desconoce el significado de responsabilidad política. O se ríe de nosotros.


Estamos en un estado de derecho. Pero no todos tenemos los mismos derechos ni las mismas obligaciones. Y me temo que eso no ha cambiado desde que existe el dinero, que abre todas las puertas. Especialmente las del gobierno y la de las leyes.







No hay comentarios: