Política, poetas, cine, música, astronomía, teatro, libros, ciencia, doblaje, viñetas y mucho mucho más... la vida entera.

jueves, 8 de mayo de 2014

CARTA ABIERTA A PODEMOS, en especial a los círculos.

En Madrid somos 7,3 millones de habitantes. Y me da mucha pena ver que casi nadie en la calle conoce Podemos. Pero voy a recordar más cifras: somos 46,7 millones de habitantes de España y hay 400 millones de europeos que pueden elegir quién dirige Europa en los comicios del 22 al 25 de mayo.
Ahora sumemos los seguidores de Facebook, Twitter, entre otros; sumemos también los posibles espectadores que ven la sexta o cuatro que hayan podido conocer Podemos.


Antes de continuar quiero hacer una aclaración para los lectores que no conozcan a Podemos o que no estén de acuerdo con ellos. Me dirijo a Podemos porque de todos los partidos que se presentan a la Elecciones Europeas, somos todos nosotros, cualquiera puede participar en sus propuestas, en sus primarias, en sus círculos. Y las caras más visibles no son políticos de profesión. Son ciudadanos. Con estudios, preparados, con idiomas, con trabajos. Saben qué salarios hay actualmente y cuánto cuesta vivir si no eres del PP, del PSOE, de CiU, de UPyD, de VOX. Saben qué es esforzarse. Saben y denuncian cuántos desahucios hay en España, cuánta gente está en la cola de Cáritas. No niegan la realidad porque la viven, la conocen, la sufren. 
Podemos no sólo es Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón o Jiménez Villarejo. Podemos somos los círculos de toda España, somos cualquiera que piense que la situación debe cambiar urgentemente y acabar con la impunidad de una minoría que cree que la política es un modo de enriquecerse de forma ilegal o inmoral mientras empobrecen a la población y se ríen de ella negando su sufrimiento. Pero si creéis que otros partidos merecen más vuestra confianza, luchad por ellos con vuestro voto.  Porque es el único mecanismo de democracia participativa que “nos permiten usar” como para andar despreciándolo.


Esta carta abierta a Podemos en general y a los círculos en particular es para hacer notar que, en mi opinión, estamos confiando demasiado en las redes y hay millones de personas que no tienen acceso a Internet o que no les interesa. Tengamos en cuenta la edad mayoritaria de nuestra población.

Por tanto, debemos ser capaces de multiplicar nuestras acciones en las calles, de ser mucho más visibles en los barrios, de ofrecer más alternativas para todos aquellos que participarían si encontraran cómo hacerlo: pegar carteles, poner mesas con folletos, llevar pegatinas en el coche, llevar camisetas (oficiales o caseras), dejar folletos en los asientos libres del metro, llevar a cabo acciones musicales o artísticas que nos hagan ser virales y salir más en los medios, etc.

Me da mucha pena ver que casi nadie en la calle conoce Podemos. Y en parte, es culpa nuestra por centrarnos tanto en las redes. Son necesarias claro, pero son minoritarias por mucho que queramos.   Yo misma intento desde el principio colaborar, ayudar, pero no nos encuentro en la calle, en algún local, salvo contadas excepciones como las charlas por miembros mediáticos.

 Y pensé que los círculos iban a servir para tejer esa red, ese contrapoder que ya está creciendo en las calles junto a plataformas y asociaciones de todo tipo. Pero me encuentro limitada siempre a las redes. ¿Cómo nos van a conocer esos 7 millones de madrileños? ¿Cómo nos van a conocer esos 46,7 millones de habitantes de España? ¿Cómo va a cambiar el sistema Podemos si sólo les votamos 100.000 personas? Ir a por todas significa levantar el culo del sofá (me incluyo) y “recorrer las calles”.

Es más, no soy una experta pero ¿qué nos impide elaborar textos en otros idiomas para llegar más allá de España? Son Elecciones Europeas, al fin y al cabo. ¿Quién dice que sólo puedne votar a Podemos los habitantes españoles?   Hay 400 millones de europeos que pueden elegir quién dirige Europa en los comicios del 22 al 25 de mayo.  Soy traductora y conozco a nativos de los idiomas de la UE que quieren ayudar de forma voluntaria a llegar más lejos.  Además del crowdfounding para financiar la campaña o para buzoneo, además de pegar carteles a las 23:30 en el centro de Madrid ¿qué más Podemos hacer?

Así que, una vez más pregunto ¿cómo Podemos ayudar fuera de las redes? ¿Y cómo llegamos a esos 400 millones de europeos?


Porque no me conformo con sacar un triste escaño.  Podemos debe tener millones de votos.  Y no podemos dejarlo todo únicamente en manos de Pablo Iglesias.

No hay comentarios: