Política, poetas, cine, música, astronomía, teatro, libros, ciencia, doblaje, viñetas y mucho mucho más... la vida entera.

viernes, 20 de junio de 2014

DOS SISTEMAS DE GOBIERNO PARA DOS IDEOLOGÍAS


QUIERO PAZ Y ESTABILIDAD

Quiero que en España haya más paz social. Quiero dejar de vivir con miedo. Quiero que me dejen opinar y tener un sistema de gobierno que me represente. Pero, ay, ahí tenemos un gran problema: no todos queremos el mismo.

DOS IDEOLOGÍAS CONTRARIAS

Media España quiere unidad de España, Iglesia, Monarquía, Estado Bienestar privatizado y corrupción institucionalizada.
Si gobiernan ellos, no hay paz social.
Si gobernamos los que queremos todo lo contrario: más justicia social e igualdad, acabar con la impunidad y los privilegios de una minoría, no hay paz social.

¿QUIÉN ES MEJOR? NADIE

Dejemos ya de competir en quién es más democrático o justo. Nunca va a ganar nadie porque es todo subjetivo. Estoy harta de manifestarme,de tener que exigir, de dejar de creer en la política.

CAMBIOS EN LA HISTORIA

Estoy harta de que sólo exista una manera única de hacer las cosas. ¿Quién dice que las cosas no pueden cambiarse? Que eche un ojo a la historia del mundo. Las cosas han cambiado siempre. Lo que funcionaba o era legal en una época, fue ilegal en la siguiente.

EL SISTEMA DE IMPOSICIÓN MAYORITARIA (contando que sólo vota un 50%)

Quiero paz. Quiero pagar impuestos a cambio de los derechos que son justos. Como eso es muy relativo, al parecer, seamos constructivos. Dejemos de pelearnos por imponer una ideología sobre la otra. Hemos probado durante años este sistema: el partido mayoritario en votos, gobierna. Y punto. Las mayorías , sobre la mitad de la población que quiere o puede ir a votar, son las que imponen su visión de cómo debe funcionar España.

¿QUEREMOS SEGUIR DISCUTIENDO O QUEREMOS SOLUCIONARLO?

A la vista de todos está: no funciona. Provoca mucha inestabilidad, no hay paz. Y nunca podemos avanzar por las luchas ideológicas internas y externas.

Por tanto, si el sistema ya conocido no funciona, y suponiendo que TODOS pongamos como prioridad la estabilidad y la paz de España, seamos pioneros en el cambio que lo garantizaría.


Por utópico o complicado que pueda parecer, admitámoslo:

DOS SISTEMAS MEJOR QUE INESTABILIDAD

Es muchísimo más fácil que coexistan 2 sistemas paralelos, que imponer 1 de los dos.
Ventajas: nos quitamos de encima los problemas y los muros ideológicos que no nos dejan avanzar.
Dos sistemas: tú pagas impuestos por el que más te representa. Y a cambio obtienes lo que deseas.
¿Quieres PP? Pues que te gobierne él. Paga los impuestos y ten los derechos que ellos quieran. ¿Quieres monarquía? Pues toma dos reyes.

¿Quieres izquierdas, o justicia social? Pues paga impuestos para tener derechos públicos y gratuitos garantizados.

Más ventajas: No habrá economía sumergida ni nadie que sienta que le imponen algo.

¿UTÓPICO? ¿IMPOSIBLE? ¿DEMAGOGIA?

¿No tenemos DNI, pasaporte, tarjeta del médico privada, tarjeta del gimnasio o incluso tarjeta del súper? ¿No nos tienen acaso fichados ya en todas partes (Hacienda, Tráfico, Bancos, Censo Electoral)?

¿Qué problema hay en tener tarjeta del sistema de izquierdas o derechas,  con el que estás de acuerdo, al pagas tus impuestos y del que recibes los derechos con los que tú estás más de acuerdo?
Sería mucho más justo, más democrático, y aseguraría la estabilidad social de ambas partes.

GANA ESPAÑA ENTERA

Todos salimos ganando. Y lo mejor: gana España entera. Eso sí, para ello, todos debemos anteponer la estabilidad y la paz, a querer imponer tu  ideología a toda España.

¿QUÉ QUEREMOS REALMENTE?

¿Estamos todos dispuestos a anteponer la paz a nuestros deseos personales?
¿Preferimos manifestaciones diarias, huelgas, represión policial y economía sumergida, insumisión fiscal y no poder hablar de política con la familia o en los bares por miedo a enfados y gritos sin sentido?

¿O preferimos que España sea un país pacífico, porque no haya unos que quieran imponer su sistema a todos los demás?

Yo lo tengo claro. ¿Y tú?

¿CÓMO LO HACEMOS?
Con expertos, utilizando mecanismos que ya usamos, el DNI, la tarjeta de la Seguridad Social, la tarjeta del súper. Usando lo que ya tenemos implantado.
Ejemplo práctico: tú votas al sistema que quiere educación gratuita e universal. Exactamente que cuando haces otros trámites, en tu DNI y el de tus hijos menores de edad, aparecerá qué derechos y obligaciones tienes. Pagarás tus impuestos que irán a parar a las arcas del sistema votado. Tus hijos irán a la universidad y cuando se vayan a matricular, el funcionario pasará su DNI por el lector (como en tantos otros trámites actuales), le saldrá a pagar 0€.
Que tú has votado al sistema de educación privada, pues eso es lo que recibirán tus hijos: pagarán para entrar a la universidad los 1800 o 2500€ que cuestan algunas carreras actualmente (en las mal llamadas universidades públicas). E imagino que tus impuestos se destinarán a otras partidas que tú consideras prioritarias: Iglesia, Monarquía, Ejército, etc.

Es el mismo mecanismo que utilizan con nosotros Hacienda, la Seguridad Social, Tráfico, etc.


Las herramientas ya las tenemos. Ahora sólo falta querer hacerlo y ponernos manos a la obra.

3 comentarios:

mamapi dijo...

seria el doble de impuestos?
no creo que los establecidos nos los perdonasen. Yo no me puedo permitir pagar mas impuestos, se llevan ocho meses de mi vida laboral!
en fin en manos de la juventud esta la vida de nuestro pais...

ReginaMadridBarcelona dijo...

Noooo, serían muchos menos. Pagarías por los derechos que tú quisieras. Quién quisiera Iglesia, Monarquía, por ejemplo, pagaría impuestos por ello; el que no lo quisiera, no lo pagaría.
Otra opción, podría ser pagar lo mismo que ahora (espero que no) pero tendrías los derechos y obligaciones por las que tú has votado: por ejemplo, educación gratuita para tus hijos.

Los términos concretos deben establecerlos los expertos.
Yo sólo digo, el sistema actual lleva impuesto 39 años y no funciona. ¿Qué perdemos probando otro? Ahora que está todo fatal, es el momento de probar algo diferente.
Besos

ReginaMadridBarcelona dijo...

Y no estoy de acuerdo que sólo esté en manos de la juventud, hay mucha gente sabía no tan joven que puede guiarnos y evitar que cometamos errores de principiantes.
Hay yayoflautas que son más activos que muchos jóvenes.
El futuro de nuestro país está en manos del que no se resigna a que le roben el dinero y la alegría y hace algo para evitarlo.

Sin nuestros mayores, no podremos conseguirlo.